Cuna clasica neo + kit colecho / baranda de cama

SKU: OM001717

987 disponibles

Precio de lista $17.499
En efectivo abonando en local $14.874
Transferencia Bancaria $16.099
6 cuotas sin interés de $2.917

Cuna clásica Neo colecho (cuna+colecho+cama+diván)

En caso de no contar con stock del producto la demora es de hasta 35 días aprox. Consultar disponibilidad

Descripcion

Medidas de la cuna:  0.64 de ancho x 1.25 de largo x 0.86 de alto.

Para colchón de 1.20 x 0.60 mts. Posición más alta de colchón 50 cm del piso (con colchón 60 cm aproximadamente)

Materiales: Los muebles se construyen en MDF.
Es un tablero de fibras unidas por adhesivos. Pensando en la economía y las necesidades de los usuarios. Está compuesto por capas exteriores de densidad superior a 900 kg/m3 y una capa interior de menor densidad y máxima uniformidad.
Las terminaciones SUPERFICIALES se realizan con un fondo poliuretanico, por secado ultravioleta (FONDO UV). Este material cumple la función de cubrir imperfecciones y rellenar porosidades. Otorga mayor resistencia a ralladuras y golpes. No se adhiere el polvillo y queda con una terminación superficial mas brillosa. 

El kit colecho que incluye sirve tanto para transformar la cuna en colecho como para la baranda de la cama

Terminación en laca blanca semimate combinada con melamina Helsinki

Colores: laca blanco semimate y melanina Helsinki

Una cuna de colecho es un tipo de cuna que permite llevar a cabo la crianza con apego, este tipo de cuna está  especialmente diseñada para acoplarse de forma perfecta a la cama de los padres

En ella uno de sus laterales queda al descubierto para que se pueda acoplar a la cama de los padres.  De esta forma los padres y el bebé pueden dormir juntos, pero cada uno en su espacio, cuidando en todo momento la seguridad del pequeño.

 

Las cunas colecho aportan una serie de ventajas tanto para el bebé como para los padres, como éstas:

  • Facilitan la lactancia materna y la alimentación del bebé, en especial en las tomas nocturnas. Tener al bebé muy cerca durante la noche hace que sea mucho más fácil poder amamantarlo rápidamente, sin tener que ir hasta otra habitación o levantarse para ir hasta la cuna.
  • Mayor seguridad. Los bebés que duermen junto a los padres se sienten mucho más seguros, y también los padres se sienten más tranquilos al poder v, ilar el sueño del bebé de muy cerca, y en el caso de que ocurra cualquier eventualidad pueden reaccionar rápidamente.
  • Incrementan los vínculos emocionales entre los padres y el bebé por compartir el espacio de descanso.
  • Se reduce considerablemente la probabilidad del síndrome de muerte súbita (SMSL) en el recién nacido, ya que el bebé siempre está cerca de los padres.
  • De acuerdo a la opinión de expertos contribuyen al bienestar del bebé y favorece a su desarrollo neuronal.
  • Ayudan al que el bebé pueda dormir más tiempo y mejor.  

 

 

Marca